Métodos de fertilización artificial explicados sencillamente

Los avances de la ciencia y la reproducción asistida permiten actualmente el embarazo cuando no se puede conseguir de forma natural. De acuerdo al problema de esterilidad que tengas tú o tu pareja, tu médico te recomendará el método más adecuado.
Los principales métodos de fertilización artificial que se utilizan son:

Inseminación artificial (IA):

Es el tratamiento más sencillo y consiste en introducir los espermatozoides en el útero para que la fecundación pueda producirse en las trompas de Falopio (como en el embarazo natural). Requisitos importantes:

  • Al menos una trompa debe funcionar con normalidad.
  • El semen debe tener una buena calidad.

Hay que tener también en cuenta la edad de la mujer, hace cuánto se conoce la esterilidad y cuántos ciclos de inseminación se han tenido anteriormente.

La IA puede ser homóloga o conyugal (IAH o IAC): El semen procede de la pareja.
O con donante (IAD): El semen proviene de un donante anónimo, de un “banco de esperma”.

La probabilidad de embarazo mediante este método se encuentra entre el 16 y el 19 % por cada intento. La probabilidad se reduce si la mujer es mayor de 40 años.

Fecundación
Sperm swimming towards an egg. Credit: Bill McConkeyAttribution 4.0 International (CC BY 4.0)

La fecundación in vitro (FIV):

Es un de los métodos de fertilización artificial más complejo, mediante el cual “se crea” el embrión en un laboratorio mediante la unión de un óvulo con un espermatozoide previamente extraído de los padres o donantes. Luego se introduce el embrión en el útero de la mujer para que se produzca la gestación del feto.

Existen también dos tipos de FIV, la convencional donde en un cultivo de laboratorio se colocan el óvulo y el espermatozoide para que la fecundación se produzca por si sola.
Mientras que en la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI, por sus siglas en Inglés) se inyecta el espermatozoide en el óvulo.

La probabilidad de embarazo mediante este método se encuentra entre el 20 y el 35 %.

Al lograrse un embarazo hay que tener en cuenta las complicaciones típicas de un embarazo normal que pueden aparecer.

Los Costes

En España se puede recurrir a estos tratamientos tanto en clínicas privadas (IA entre 600 y 1400 € y FIV entre 3000 y 5000 €) como en la Seguridad Social (totalmente gratuitos).
En Alemania los costes de una IA pueden ascender hasta 1800 € y para una FIV entre 2500 y 4000 € (hasta 5000 € para una ICSI). Según el seguro médico que se tenga, estos asumen un porcentaje entre el 50 y el 100 %.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *